Ciudad Victoria, Rebeca Jiménez:

A un año de la llegada de la pandemia por COVID-19, la recuperación económica entre los oferentes del mercado Argüelles, va lenta, pero es constante.

El dirigente de los comerciantes del mercado municipal Argüelles, Fernando Tovar, mencionó que en la medida en que se va liberando el semáforo sanitario, hay más movimiento en el lugar.

“Si ha sido un poco más significativo, en la medida en que se va abriendo otras actividades van repercutiendo poco a poco en las demás”.

Como ejemplo citó que, al abrirse las fruterías, se empiezan a abrir las taquerías, los restaurantes y otras actividades que ayudan a que las mercancías empiecen a venderse.

Agregó que por ejemplo, al abrir los salones de fiestas, las mercerías del mercado empiezan a tener más ventas con la demanda de los globos o listones.

“Es una sinergia, todo va encaminado a que vaya incrementándose cada día más el trabajo”, indicó, para luego añadir que hasta en un cinco por ciento se han incrementado las ventas, dependiendo del giro.

Señaló que también depende de la estación en que se encuentren, por ejemplo, durante el mes de febrero se incrementaron las ventas en las mercerías.

Sin embargo, durante el mes de marzo empezaron a bajar sus ventas, mientras que las ventas en las carnicerías bajaron por la celebración de la Semana Santa.

“Estos días se estila que no comas carne, decirle a la gente que deje de comer es difícil, la gente siempre va a comprar para comer poco o mucho”, finalizó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here