Ciudad Victoria, Rebeca Jiménez:

El activista Guillermo Gutiérrez Riestra, aseguró que su renuncia como coordinador regional de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en Tamaulipas se debió a que nunca se le permitió trabajar libremente.

Recordó que a inicio de este año, Rosario Piedra Ibarra, lo invitó a transformar la CNDH “en un organismo autónomo y construir la defensoría del pueblo, acompañar a las víctimas, asumiendo el cargo en la quinta visitaduría, como coordinador regional de la oficina con sede en Reynosa Tamaulipas”.

Sin embargo, el dirigente del Colectivo de Familiares y Amigos de Desaparecidos en Tamaulipas, aseguró que desde su llegada a la CNDH “fuerzas ocultas buscaron recuperar esa oficina y se aplicó un plan, desde el inicio de mi cargo para pararme”.

Denunció además que enfrentó constantes obstáculos y los asuntos trascendentes, no eran atraídos por la CNDH.

“Había vigilancia permanente hacia mi persona usando personal de la oficina”, recalcó.

Gutiérrez Riestra, aseguró que también en sus funciones como coordinador regional de la CNDH en Tamaulipas “enfrenté el rechazo de comprobaciones de gastos de la oficina para ahogarla financieramente, además se me prohibía hacer declaraciones en especial pronunciamiento dirigidos a autoridades”.

El activista y defensor de los derechos humanos, afirmó que se ejercía un control sobre el por parte de la CNDH y vivió constantemente bajo amenazas de despido de parte del anterior coordinador, quien siempre manejo la oficina.

Otra irregularidad que lo hizo renunciar al cargo, es que se redujo el número de visitadores en dicha oficina.

“También la puesta en peligro de la salud y la vida de todo el personal de la oficina al no atender el llamado para garantizar la salud con el contagio del coronavirus”, finalizó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here