Cd. Victoria, Rebeca Jiménez:

El Gobierno de Tamaulipas continúa a la espera de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) dicte medidas cautelares para que el Gobierno Federal cumpla con su obligación de atender a miles de migrantes varados en la frontera del Estado, informó César Augusto Verástegui Ostos.

En rueda de prensa, el Secretario General de Gobierno indicó que con la presencia de emigrantes de diversos países del mundo en municipios de la frontera tamaulipeca, se corre el riesgo de que los casos de COVID-19 se incrementen.

“Exigimos al Gobierno Federal que le ponga atención porque nos brotó uno y ahorita ya tenemos 16 (casos) si esto sigue sin orden, los más perjudicados vamos a ser los tamaulipecos”, enfatizó.

El funcionario estatal se mostró confiado en que la SCJN obligue a la Federación a cumplir con sus obligaciones y atender a miles de migrantes varados en la frontera tamaulipeca, especialmente en municipios como Nuevo Laredo, Matamoros y Reynosa.

“Porque creo que nadie está dispuesto a que no se cumpla con la responsabilidad que le toca a cada instancia de gobierno”.

Verástegui Ostos indicó que entre las medidas cautelares se pide que se obligue a la Federación a impedir la circulación de migrantes en la frontera de Tamaulipas, a establecer filtros sanitarios estrictos, cumplir con el compromiso de retornar a los países de origen a las personas deportadas, y establecer lineamientos de controles sanitarios estrictos.

“Esperamos que (la Suprema Corte de Justicia) dicte las medidas cautelares con carácter de urgencia…Es una indolencia que no le pongan atención desde el contexto de derechos humanos”.

Indicó que el Gobierno de Tamaulipas lo que exige a la Federación de nueva cuenta es que “se mande a los migrantes a sus lugares de origen con todas las precauciones para evitar el contagio, que se lleven absolutamente a todos, si todos cumplen con su responsabilidad, las casas de migrantes no tendrían razón de ser”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here