Ciudad Victoria, Alberto Fuentes Torres:

El Presidente de la Comisión de Salud en el Congreso del Estado, Juan Enrique Liceaga Pineda, señaló que con el cambio de hábitos en los tamaulipecos que permanecen en confinamiento por la pandemia de COVID-19, se podrían incrementar los índices de obesidad en la entidad.

“Lo que se puede prever es que una vez que se supere la pandemia habría un mayor índice de obesidad entre los tamaulipecos y con ello pueda haber una mayor demanda de los servicios de salud en el Estado”, comentó.

El Diputado local del PAN, mencionó que al estar los tamaulipecos encerrados en su hogar, aumenta el sedentarismo y el consumo de alimentos en exceso, lo que a la larga podría incrementar el problema de obesidad.

El también médico de profesión, recordó que desde hace años Tamaulipas ha registrado altos niveles de obesidad entre su población, por lo que con la situación actual que se vive por la contingencia se podría agravar.

Puedes ver: Cumplen empresas con higiene: Secretario del Trabajo en Tamaulipas

“La pandemia ha generado sedentarismo y estrés entre la población, además el confinamiento puede incidir en un aumento de peso, donde por ejemplo, quien estaba en nivel uno de obesidad, tiende a pasar a nivel dos”, detalló.

Liceaga Pineda, señaló que los niveles de estrés también pueden derivar en complicaciones de salud sobre todo en el sistema nervioso, lo que resulta en varios problemas, entre ellos, el aumento de peso corporal.

El Presidente de la Comisión de Salud en el Congreso del Estado, hizo un llamado a los tamaulipecos que permanecen en confinamiento a tratar de realizar actividad física en su hogar y comer sanamente.

“También pueden hacer ejercicio al aire libre, ya que no está prohibido salir a caminar, a correr en grupos de hasta tres personas, siempre y cuando se tomen todas las precauciones y manteniendo la sana distancia”, finalizó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here