Ciudad Madero, Tamaulipas:

La saturación de trabajo que tienen las diferentes funerarias en esta región del sur del estado, generó una situación desesperante para una familia, residente de la colonia Candelario Garza, en Ciudad Madero, que convivieron con el cuerpo de un familiar fallecido por un periodo prolongado de tiempo.

Se trata de un adulto mayor que falleció, e increíblemente por más de 24 horas mantuvieron el cuerpo en la cama, ya que las agencias funerarias a quienes habían pedido el apoyo para el traslado del mismo y poder darle cristiana sepultura, se saturaron de trabajo ante los fallecimientos por COVID-19.

Los familiares habrían colocado algunas bolsas de hielo alrededor del cadáver, para evitar que se acelerara su descomposición ante el intenso calor en el sur de Tamaulipas.

De acuerdo al reporte que vecinos realizaron en redes sociales, se pudo conocer que el hecho ocurrió en la calle Río Verde en un domicilio privado, donde se registró el deceso de una persona del sexo masculino.

Se detalló que su muerte ocurrió desde el pasado domingo, y el reporte en redes se realizó el martes, señalando que los familiares esperaban aún a que llegara el personal de la funeraria para el traslado del cuerpo.

Pedían además la intervención de las autoridades, a fin de dar agilidad al protocolo que marca un deceso de esta naturaleza, trascendiendo que posiblemente se trató de un infarto.

La situación causó tal revuelo en redes sociales, que se aceleró el arribo de la autoridad y de acuerdo a lo que los mismos familiares publicaron, finalmente se logró dar un entierro digno al adulto mayor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here