Matamoros, Tamaulipas:

Una persona que se trasladaba en silla de rueda decidió salir por la puerta falsa del suicidio, debido a los múltiples problemas personales que lo aquejaban.

Según las indagatorias de las autoridades de seguridad, se dio a conocer el que esta persona se encontraba en completa soledad, porque su familia vivía en Estados Unidos.

La Policía Estatal acudió a la calle Ocampo entre 2 y 3 de la zona centro de la ciudad, para dar fe del lamentable fallecimiento; al llegar, los oficiales se entrevistaron con la persona que alimentaba diariamente al ahora occiso.

La mujer mencionó que el ciudadano se encontraba con un cuadro de depresión muy grande, porque nadie de su familia lo acompañaba en su día a día. Además, lo identificó como José “N” de 65 años de edad y trascendió que su vecina, era la que se encargada de darle de comer porque ninguna persona velaba por él.

Cuando la fémina acudió a llevarle sus alimentos como lo hacía regularmente, entró a la vivienda y lo llamó por su nombre; al no recibir respuesta entró a su cuarto y encontró a la persona sin signos vitales.

Rápidamente, llamó al 911 para solicitar ayuda y las fuerzas del orden al revisar que ya había pasado a mejor vida, ordenaron su traslado a la morgue

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here