Matamoros, Tamaulipas/ Redacción:

Un niño de apenas 2 años y 4 meses de edad sufrió terribles quemaduras en su domicilio debido a un incidente en el que se echó líquido hirviendo en el cuerpo. Todo parece indicar que un descuido de unos segundos, le costó al menor dolorosas lesiones, en Matamoros.

Según lo informado, todo parecía transcurrir de manera normal en casa de la familia, cuando de pronto, el terrible grito de dolor del menor alertó sobre el accidente.

De inmediato, la abuelita del pequeño, corrió hacia la cocina y encontró al niño quemado, por lo que de inmediato llamó a los padres para trasladarlo a un hospital.

Cuando la familia llegó con el pequeño quemado en brazos, rápidamente fueron atendidos por el personal médico en el área de urgencias, quienes comenzaron con los primeros auxilios y la curación de las heridas.

Ya en el hospital, la familia relató que perdieron de vista al bebé por unos segundos, y que fue en ese momento cuando el menor entró a la cocina y tomó con sus manos una olla con caldo hirviendo que se echó encima.

Ahora, el pequeño se encuentra bajo observación en el Hospital General, en donde los doctores lo reportan como delicado y señalan que deberá ser trasladado a Ciudad Victoria al Hospital de Especialidades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here