Matamoros, Tamaulipas/ Redacción:

Los migrantes que se encuentran en un campamento en la Ciudad de Matamoros, vivieron unos momentos de bastante nerviosismo cuando una mujer originaria de Guatemala, de nombre Consuelo ‘N’, comenzó a tener dolores intensos que anunciaban la llegada de su bebé.

La madre de 24 años, pidió ayuda a sus compañeros en el sitio para que de inmediato llamaran a una ambulancia y así pudieran recibir, tanto ella como su bebé una atención especializada.

Sin embargo, a pesar de que se realizó el llamado de inmediato a la Cruz Roja, tal parece que su pequeña ya no podía esperar más, por lo que al reventarse la fuente, Consuelo sintió cómo de entre sus piernas salía también el cuerpecito de su bebé, que cayó al suelo, ya que la madre se encontraba de pie.

Cuando la mujer vio a su pequeña, la tomó rápidamente entre sus brazos y tan sólo unos minutos pasaron para que los paramédicos arribaran al sitio en una ambulancia, llegando rápidamente a valorar la situación y darle los primeros auxilios a la nueva madre y a la recién nacida, que a pesar del golpe, se encontraba sana.

Finalmente, para que tanto la mujer como la niña pudieran recuperarse, las trasladaron a un hospital de la zona, donde se reporta que se encuentran ambas muy bien, a pesar del tremendo susto y permanecen en observación médica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here