Nuevo Laredo, Tamaulipas:

Pese a que en la frontera de México se han disparado los casos de COVID-19, esto no ha frenado a los cruces de peaje de Laredo, Texas a Nuevo Laredo o viceversa. Diariamente el Puente Internacional Número 1 luce una fila peatonal que abarca toda la plancha del puente de norte a sur e incluso hasta las oficinas del SAT que se encuentran ubicadas a una cuadra del puente.

De acuerdo a Caminos y Puentes Federales (CAPUFE), el incremento de peaje inició desde el 30 de abril, y se intensificó en la semana del 10 al 17 de mayo, comentó personal CAPUFE.

En un intento por disminuir el tránsito entre frontera y frontera, para evitar la propagación del coronavirus autoridades estatales intensificaron los filtros sanitarios en ambos puentes con personal de la Comisión Estatal contra Riesgos Sanitarios (COEPRIS).

Justo a la salida del Puente Internacional Número 2, fue colocado el 01 de junio un filtro sanitario donde se inspecciona que únicamente ingresen dos personas a bordo de un vehículo, se les toma la temperatura y no deberán ser mayores de 65 años de edad, además de no permitir el ingreso de niños menores de 12 años

El 20 de mayo, Estados Unidos extendió el cierre de su frontera con México para viajes no esenciales hasta el 22 de junio.

La medida, busca reducir la propagación del COVID-19, y ésta había entrado en vigor el pasado 21 de marzo, cuando EU también cerró su frontera para ese tipo de viajes con Canadá, sin embargo, la reapertura con México se tenía programada para el 20 de mayo, lo cual no sucedió por lo elevado de la curva de contagio.

Te puede interesar: Coronavirus sin control “brotan” positivos y defunciones en Nuevo Laredo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here