Nuevo Laredo, Tamaulipas:

En la Casa del Migrante Nazareth en Nuevo Laredo se detectó el caso positivo de COVID-19 a una madre de familia, que no quiso separarse de sus tres hijas, a quienes pone en un alto riesgo de contagio.

Autoridades de Salud en aquel municipio, aseguran que no pudieron convencer a la madre de las tres pequeñas de llevárselas a un lugar seguro. Incluso intervino el DIF, pero la respuesta de la mujer resultó un “no” rotundo.

Por lo que se le dijo que firmaría una carta responsiva, debido al grave riesgo en que las expone a este virus mortal.

Por su parte, se encuentran cuatro enfermeros monitoreando la situación de estas personas, a quienes se les entregaron todos los insumos necesarios para protegerlos; tomarán temperaturas constantemente, presión y frecuencia, nivel de oxígeno en la sangre, alimentación etc.

Según información del personal de esta casa migrante, tres médicos eran sospechosos de portar COVID-19. Afortunadamente, después de realizarse la prueba, dos de ellos, dieron negativo, uno más espera sus resultados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here