Nuevo Laredo, Tamaulipas:

 

Una mujer y su pequeña bebé de 45 días de nacida, resultaron ilesas de milagro, luego de que un remolque se desprendiera de una unidad móvil. La cual se encontraba en circulación, y después de desprenderse, sacó del camino a la camioneta Ford, en la que viajaban las afectadas, quiénes estuvieron a punto de volcar.

Los testigos de este percance dieron rápido el aviso a las autoridades para que se congregaran en el lugar. El accidente ocurrió en la carretera aeropuerto, a la altura de “Los dos puentes”.

La mujer se identificó como Azucena de 25 años, quién fue atendida junto a la menor por paramédicos de la corporación de Protección Civil, quienes se congregaron en el sitio minutos después de haber recibido el llamado de auxilio.

De igual manera, se presentaron los elementos de Tránsito Local para tomar conocimiento de este percance. Los mismos confirmaron que la suerte estuvo a favor de la madre y su hija, pues el percance pudo haber concluido de manera fatal.

Según lo establecido, la mujer viajaba en una camioneta Ford F150, la cual se hacía desplazar en dirección de sur a norte por la carretera aeropuerto. Mientras tanto, el remolque que era jalado por otra unidad motriz, golpeó su camioneta y la proyectó hacia una terracería donde quedó a punto de volcarse.

Los oficiales de Tránsito también pudieron entrevistarse con Juan “N” de 66 años de edad, quien dijo ser el conductor de una camioneta Ford Lobo. Esta era la que arrastraba el remolque que se desprendió, y el conductor detuvo su marcha hasta que se percató de lo sucedido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here