Reynosa, Tamaulipas:

Un sujeto de 23 años quedó a disposición de las autoridades, después de que maltratara a su propia abuelita en un domicilio ubicado en la colonia Lucio Blanco. Según el testimonio de la víctima, su nieto enfureció cuando ella el pidió que ya no bebiera más, pues estaba borracho y tenía una conducta agresiva.

Tras la llamada de atención de la abuela, Noé ‘N’, perdió los estribos y se le fue encima, no sólo a ella sino a otros miembros de la familia que se encontraban en la vivienda y que intentaron tranquilizarlo pero no pudieron.

En un descuido, la mujer tomó el teléfono y marcó al número 911 para reportar el hecho y solicitar la intervención urgente de la policía, pues su nieto estaba endemoniado y temía por su integridad y la de sus familiares.

Minutos más tarde, los elementos de la Policía Estatal arribaron a la dirección que se les había indicado y ahí se entrevistaron con Simona ‘N’, de 78 años, que se encontraba muy alterada por el ataque que recibió por su propio nieto.

La mujer les contó todo lo que había sucedido y pidió a las autoridades que lo trasladaran a la cárcel para ver si así aprendía una lección.

Finalmente, los miembros de seguridad, procedieron a arrestar a Noé, quien intentó resistirse, pero que finalmente fue esposado y llevado a la patrulla en la que llegaría a su nueva “morada”, una celda municipal en donde pasaría la noche, por su conducta agresiva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here