Reynosa, Tamaulipas:

A partir del viernes pasado, concluyeron los trabajos por el personal técnico en la planta potabilizadora de Rancho Grande, lo anterior, bajo el trabajo en conjunto con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y la Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (COMAPA) de Reynosa, así como de las autoridades municipales.

El Alcalde interino, José Alfonso Peña Rodríguez, afirmó que el área conurbada de Rancho Grande tiene garantizado el suministro de agua potable, sin que hasta el momento exista un reporte de que esté fallando a consecuencia de la falta de energía eléctrica.

“Los trabajos están concluidos, no tenemos fallas, y se regularizó el servicio de bombeo de agua potable a un 100 por ciento, para evitar problemas por energía eléctrica, se deben adquirir impulsores de pico y reguladores, los cuales están en proceso de adquisición”, recalcó el mandatario local.

Dijo, que el costo de estos aparatos asciende en los 6 a 8 millones de pesos, por ello, están viendo la manera de poderlos adquirir y aplicarlos inmediatamente para el mejor funcionamiento, garantizando con ello que no exista problemas al fallar la energía eléctrica.

Al cuestionarlo sobre si en Reynosa aplicarían sanciones por instalación de bombas en la red general de agua potable, como ocurren en Nuevo León, señaló que no puede darse el caso, debido a que no se tiene en estos momentos una contingencia de desabasto de agua.

“Aunque no estamos en alerta por desabasto de agua, los ciudadanos deben tomar conciencia del cuidado y racionalizarla, para que en un futuro no tengamos que hacer ajustes que perjudiquen a la población”.

Finalmente, enfatizó que lo que sí van a realizar es la revisión de los puntos donde existan tomas clandestinas y usuarios que hacen uso indebido de la toma tanto en hogares, como negocios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here