Río Bravo, Tamaulipas:

Un trágico hecho ocurrió en un domicilio de Río Bravo, donde un menor de apenas 13 años de edad se quitó la vida ahorcándose con un mecate.

Los hechos ocurrieron al interior de una vivienda en la colonia Cuauhtémoc, donde una desesperada madre llamó al 911 para pedir el apoyo de las autoridades.

De manera inmediata, arribaron a la vivienda los paramédicos, quienes después de tomar los signos vitales del menor de 13 años, confirmaron su muerte a causa de asfixia por ahorcamiento.

La madre de familia también recibió atención por una severa crisis nerviosa que presentó.

Más tarde, explicó que el menor habría aprovechado que se encontraba solo para amarrarse un mecate de color azul al cuello y atarlo al otro extremo de una viga del techo, dejando caer su peso desde una silla, hasta quedar sin vida.

Al arribar al domicilio, ésta descubrió la macabra escena, descolgándolo de manera inmediata y acostándolo en un sillón. La mujer no se explica qué lo llevó a tomar la fatal decisión.

Posteriormente, policías investigadores recabaron más datos, informando que el menor era hijo de padres divorciados, lo que habría cambiado su carácter drásticamente.

Por su parte, elementos de Servicios Periciales acudieron a dar fe del cuerpo y recabar las evidencias correspondientes.

Finalmente, el cadáver del menor fue trasladado hasta una funeraria, donde después fue reclamado por sus familiares para brindarle el último adiós.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here