Río Bravo, Tamaulipas:

Un sujeto que presuntamente se encontraba ebrio, se suicidó colgándose de un árbol en el terreno donde se encontraba acompañado de su perro. Trasciende que el animalito no paró de aullar hasta llamar la atención del mismo padre de la víctima, quien al llegar, ya no pudo hacer nada por él, en Río Bravo.

Los hechos ocurrieron a la orilla de un canal que se ubica en la brecha 109 con 21 Norte de la colonia Ampliación Río Bravo, donde supuestamente Pascual ‘N’, de 28 años, estaba bebiendo bebidas alcohólicas y escuchando música.

Según su padre, Sergio ‘N’, de 60 años, la última vez que vio a su hijo él aparentemente estaba bien y no parecía borracho, pero tomaba unas caguamas. Pascual le dijo a Sergio que “ahí estaría un rato”, pero cuando el padre vio que ya era de madrugada y su hijo no llegaba decidió salir a buscarlo.

Antes de llegar al predio, Sergio se preocupó al escuchar a lo lejos el aullido de la mascota de Pascual, lo que causó que apresurara su paso para saber qué sucedía, cuando llegó el animal estaba muy alterado y como casi no se veía por ser de noche comenzó a buscar, encontrándose con la horrible imagen de su hijo pendiendo de una rama.

Aunque el padre desesperado intentó reanimar al muchacho, él ya no contaba con signos vitales.

Finalmente, se dio aviso a las autoridades para que tomaran conocimiento de los hechos, además de realizar el levantamiento del cadáver para llevarlo al Servicio Médico Forense (SEMEFO) y continuar con las averiguaciones.

No se saben las razones del ahora occiso para atentar contra su vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here